29 de enero de 2010

Más aportaciones que han llegado (II)

Sigo publicando aportaciones que van llegando, aparte de los comentarios que publicáis directamente al final del documento.

8) A mi me parece que el acto, en su conjunto, es muy largo, acaba muy tarde. Como no se puede empezar antes, se podría: o acortar la charla y suprimir el entreacto, o tener sólo la charla y dejar la Misa para otro día. Se podría tener una Misa un domingo al mes, para todos.
Por otro lado, también se podría tener el acto una vez al mes, en lugar de cada 15 días, ya que la mitad de las charlas, a estas alturas, resultan repetitivas y no compensan los esfuerzos económicos y físicos que hace el Grupo y sus miembros para escucharlas.
Bueno, lo que decidáis está bien.

9) Aunque ayer no fuí a la reunión, desde que recibí tu escrito sobre la Eucaristía estoy queriendo ponerte unas líneas al respecto.

Lo primero agradecertelo. Y después decirte que a mí también me gustaría, por lo importante que es, que se tratara en la Asamblea, tal y como tú propones.
Muchas gracias por movernos a reflexionar sobre ello.

10) Gracias por remitirnos el documento sobre la Eucaristía. Es muy importante lo que en él propones, pero creo que parte de una premisa de la que no estoy seguro y es qué entendemos en el Grupo en profundidad lo que la Eucaristía es y que, en consecuencia, la amamos y la consideramos el centro de la vida comunitaria. Quizás deberíamos empezar por hacer cierta esa afirmación y dedicar parte de nuestros actos a profundizar en la Eucaristía, incluso considerarla como una tarea prioritaria. Puede que haya apatía y rutina “eucarística” y si ello es así habría que abordarlo.
Un fuerte abrazo