3 de junio de 2014

Construir juntos espacios de esperanza

Algo está cambiando a nuestro alrededor y no solo en el ámbito político. La esperanza se contagia como la primavera y nuestros obispos toman la palabra con motivo de la celebración del Corpus Christi para explicar el sentido social del sacramento del amor. (Enlace al documento)


Si no sabes encontrar la diferencia entre la caridad y la solidaridad lee a nuestros obispos cuando nos invitan a : "escuchar el clamor de los pueblos que padecen hambre y a construir juntos espacios de esperanza".
La inspiración de nuestro papa Francisco y su exhortación "La alegría del evangelio" es evidente en todo el texto y en las preocupaciones de los obispos que lo escriben:

"Y generamos espacios de esperanza en medio de una sociedad asfixiada por la crisis:
  • Cuando respondemos con gestos sencillos y cotidianos de solidaridad ante las necesidades de los hermanos y cambiamos nuestros hábitos alimentarios evitando el desperdicio de alimentos. 
  • Cuando reconocemos la función social de la propiedad, el destino universal de los bienes y defendemos los derechos de los más pobres aún a costa de renunciar los más favorecidos a algunos de sus derechos. 
  • Cuando creamos una nueva mentalidad que nos lleva a pensar en términos de comunidad y a dar prioridad a la vida de todos sobre la apropiación indebida de los bienes por parte de algunos. 
  • Cuando contribuimos a una economía al servicio del ser humano, no del dinero y el mercado, y rechazamos y denunciamos la economía de la exclusión y del descarte que mata. 
  • Cuando apostamos por los más débiles, promovemos el desarrollo integral de los pobres y cooperamos para resolver las causas estructurales de la pobreza."
El dolor de los inmigrantes, las familias desahuciadas, los jóvenes en paro nos hacen olvidarnos de los dilemas morales que nos distraen y nos obligan a centrarnos en el sentido de literal de "partir el pan".