23 de mayo de 2016

Celebrando los momentos

En la vida hay muchas cosas que celebrar y la primera ocurrencia que tenemos siempre es organizar un banquete para celebrar las cosas importantes.
Pero en los momentos especiales de los cristianos también organizamos una eucaristía porque celebramos que el Señor está presente en nuestras vidas.
Las Eucaristías se organizan por distintos motivos, como las celebraciones de los sacramentos, pero hay un momento especial de la vida de los religiosos en la que resulta especialmente emotiva y es la profesión solemne de los votos.

Este fin de semana hemos estado en Santiago de Compostela en la celebración de los últimos votos de nuestro amigo Sergio SJ. Ha sido un encuentro de muchas personas de diferentes realidades que hemos querido acompañar a un jesuita en su ingreso definitivo en la Compañía de Jesús.
Si queréis escuchar la explicación del sentido de esta ceremonia con sus propias palabras, podéis ir a la entrevista que le hicieron en Radio Ecca y conoceréis los distintos pasos que da un jesuita durante su formación (que ha durado veinte años) y el contenido de estos votos finales.

La Eucaristía siempre es el centro de la vida del cristiano y de sus celebraciones y el domingo que viene se conmemora de manera especial con la fiesta del Corpus Christi. Os recomiendo el comentario sobre el evangelio de este domingo de José Antonio Pagola que nos recuerda en cuatro pasos la relación entre la estructura de la misa y la vida de Jesús.